Irene Álvarez Louzado

Irene Álvarez Louzado

"Enamórate del proceso y los resultados llegarán"

Sobre mí

Me gradué en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Murcia. Durante la carrera, me especialicé en Nutrición clínica, Nutrición infantil, nutrigenómica y pérdida de peso. Actualmente curso un Máster en Nutrición clínica, hospitalaria y endocrinología.

Realizo planes de alimentación totalmente individualizados, con la máxima adherencia posible y flexibilidad.

Lugares de consulta

Puerto Real

ON LINE

On line

+34 627 640 017

Puerto Real

DOMICILIO

Calle Isla

+34 627 640 017

RELATIONSHIP AND DEVELOPMENT OF ZINC IN COMMON ACÉ Álvarez Louzado, Irene. De la Puente Casado, Ana. Resumen El acné vulgaris o acné común es una enfermedad crónica de las células polisebáceas, que...

https://andaluciainformacion.es/cadiz/900779/-la-dieta-es-la-base-en-el-rendimiento-de-un-futbolista-/

Ponemos los garbanzos a remojo la noche anterior
Una vez remojados los garbanzos, los metemos en un procesador de alimentos junto con el resto de ingredientes y los trituramos. Es importante qu eno llegue a tener una consistencia de puré.
Dejamos reposar la mezcla en un bol cubierto por un paño en la nevera durante una hora aproximadamente.
Una vez ha reposado la masa de los falafel, precalentamos el horno a 200ºC
Hacemos bolitas con la masa y las aplastamos, para que tengan forma de hamburguesa
Los disponemos en la bandeja del horno y los horneamos durante 30 minutos. Podemos darle la vuelta a la mitad del tiempo para que se queden dorados de manera uniforme.

Porciones: 2

Ponemos a escurrir estas legumbres en un escurridor y los lavamos un poco con agua del grifo. Una vez se hayan escurrido bien los pasamos a una trituradora o al vaso de la batidora, les agregamos sal y pimienta al gusto, el pimentón dulce, un poco de perejil fresco bien lavado previamente, el zumo recién exprimido del limón y un chorreón de aceite de oliva virgen, y lo trituramos todo hasta que nos quede una pasta densa y de aspecto homogéneo. Echamos esta masa resultante a un bol de buen tamaño, para mezclar ahí todos los ingredientes de la receta.
Pelamos los dientes de ajo y la cebolla, y lo picamos todo más bien fino. Lavamos un pimiento rojo no muy grande, le quitamos las semillas del interior y las venas blancas, y lo picamos también de la misma forma que picamos los otros ingredientes. Ponemos a calentar una sartén con aceite de oliva virgen y cuando esté caliente echamos la cebolla con sal por encima y la dejamos sofreír a fuego medio un par de minutos. Después agregamos el ajo picado y el pimiento rojo troceado, y dejamos hasta que queden bien tiernos, removiendo para que no se peguen.

Una vez tenemos listas las verduras, las echamos en el recipiente anterior, escurriendo bien el aceite sobrante de los mismos, y vamos a remover con paciencia hasta que se mezclen bien todos los ingredientes y quede formada una masa regular. Con esa mezcla vamos a comenzar a hacer las hamburguesas, haciendo unas bolas de tamaño similar, y cuando las tengamos todas formadas, solo tenemos que aplastarlas con cuidad con la mano o con una paleta de cocina, para que se formen las hamburguesas, intentando que queden con una forma más o menos regular para que tengan buen aspecto.
Esas hamburguesas las dejamos en la nevera un buen rato para que los sabores se mezclen del todo y además tomen algo más de cuerpo, y después ya solo nos quedaría hacerlas sobre una plancha o sartén bien caliente, con un chorrito de aceite de oliva virgen. Las pasamos unos dos minutos por cada lado, a fuego no demasiado intenso, para que se doren bien por fuera y queden así bien cerradas.

Porciones: 3